Pensar de forma ECO – Lógica

Día a día crece la preocupación mundial por la crisis climática, el efecto invernadero, la desmedida deforestación, el deshielo de los polos y la extinción de especies, entre otras lamentables afectaciones que la acción del hombre le causa a la naturaleza. Como consecuencia de esa preocupación, los gobiernos de cada país se trazan hojas de ruta,  proponen estrategias, invierten recursos y legislan al respecto para, de forma conjunta, ejecutar acciones que mitiguen los impactos negativos en el medio ambiente.

Pese a las iniciativas y buena intenciones gubernamentales, los resultados no se evidencian con la rapidez que deberían y esto ocurre porque mientras se invierten esfuerzos y recursos en, por ejemplo, frenar la tala de árboles, cada uno de nosotros realiza acciones que van en contravía, es por esto que es el momento de empezar a pensar y actuar de manera ECO – lógica para cambiar nuestros hábitos y favorecer a las presentes y futuras generaciones con acciones como:

Para disminuir la tala de árboles

 

1. Empieza en casa un programa de reutilización de los útiles escolares que quedaron a medio usar, como cuadernos con hojas limpias, colores y lápices que, aunque estén pequeños aún cumplen su función.

2. Si quieres leer un libro, compra su versión digital en la web encuentras páginas y aplicaciones que permiten descargas gratuitas de cientos de títulos.

3. Si tienes muebles de madera en casa y piensas cambiarlos, opta por su remodelación y no por comprar unos nuevos, con esto, además de proteger al medio ambiente también favoreces tus finanzas ya que la remodelación es mucho más económica.

Para disminuir la extinción de especies

1. No compres pájaros o especies exóticas, con ello se disminuye el tráfico ilegal de fauna.

2. Si ves abejas, avispas, abejorros, arañas u otros pequeños animalitos que  se cruzan por tu camino, no los mates, por el contrario trata de ponerlos a salvo, cada uno de ellos tiene un papel importante en el ecosistema.

3. No asitas a eventos en los que los animales sean usados como atracción, como por ejemplo los circos, estos animales fueron sacados de su hábitat natural y son forzados a trabajar.

Para disminuir el uso desmedido de recursos naturales

1. Reduce el tiempo en la ducha, 5 minutos es tiempo más que suficiente para el baño diario.

2. No aceptes bolsas de plástico, para tus compras lleva una bolsa de tela o cualquier otro material que no sea plástico.

3. No uses vajillas, vasos o cubiertos desechables, prefiere los convencionales o en su defecto, los que sean biodegradables, en el mercado ya hay varias opciones que son amigables con el ambiente.

5. No compres ropa, zapatos o accesorios en exceso ya que las industrias que los producen son de las más contaminantes y en las que más se consumen recursos naturales.

6: Recicla, al hacerlo lo que desechas se reincorpora al proceso productivo como insumo para la fabricación de otros productos, disminuyendo los recursos naturales que se necesitarían para fabricarlos desde cero.